Que es la apnea obstructiva del sueño?

Es un síndrome medico caracterizado por pausas respiratorias (apneas) como consecuencia de la obstrucción parcial  o completa de las vías aéreas superiores durante el sueño, de más de 10 segundos de duración y que provoca casi siempre una reducción de la saturación arterial de oxígeno (SaO2).  El síndrome puede asociarse a complicaciones cardiovasculares, cognitivas, respiratorias o metabólicas y presenta un aumento en la mortalidad en la población general.

Afecta a un 2-4% de la población general adulta en el mundo, principalmente a hombres de edad media y más del 60% de ellos son obesos. En las mujeres  es unas cinco veces menos frecuente y la mayoría de ellas son posmenopáusicas.

La causa no está claramente establecida, pero parece  que hay una base genética que determina una anatomía anormal de la vía aérea superior que favorece la obstrucción faríngea durante el sueño.  Otros factores importantes son la pérdida del tono de los músculos faríngeos con la edad y el tamaño del tejido de grasa en el cuello.

Todo lo anterior lleva a que durante el sueño se presenten eventos de obstrucción que se repiten durante casi toda la noche, (en casos graves ocurren hasta una o dos veces por minuto) produciendo falta de oxígeno y exceso de gas carbónico en el organismo, lo que puede ocasionar arritmias cardiacas nocturnas y dolor de cabeza intenso en las mañanas.  Afortunadamente el organismo cuenta con sensores para evitar esas anormalidades y el cerebro envía una señal de despertar después de cada apnea, lo que obviamente se traduce en un sueño superficial y no reparador durante la noche.  El paciente amanece cansado, sin ganas de hacer nada y permanece con tendencia a la somnolencia la mayor parte del día.  La capacidad de concentración y la destreza para realizar actividades motoras e intelectuales disminuye.  Los accidentes de tránsito son cinco veces más frecuentes en estos pacientes.

También se altera la secreción de varias hormonas que se producen durante el sueño ocasionando desequilibrios endocrinos, entre ellos diabetes e hipertensión.  De hecho, todo paciente con diagnostico reciente de diabetes e hipertensión debería ser evaluado para determinar si presenta apnea obstructiva del sueño.

Finalmente, cada apnea termina con una respiración profunda y el paciente pasa rápidamente de la falta de oxígeno al exceso del mismo, lo que causa inflamación el organismo con daño de las paredes de los vasos sanguíneos y alteración del sistema inmunológico.  Esto último se ha relacionado con arterioesclerosis acelerada, enfermedad coronaria y aumento en el riesgo de cáncer, pero todavía no está claro.

Este síndrome tan común y con tantas consecuencias probables es de fácil diagnostico con un examen (la polisomnografía) y tiene tratamiento.

El paciente puede llevar una vida normal y evitar esos riesgos.

Si usted ronca, es posible que pueda tener apnea del sueño, pero recuerde que el 45% de la gente ronca mientras duerme y eso no implica que tenga apnea del sueño.  Es la presencia de otros síntomas como las apneas observadas por el cónyuge o compañero de habitación, el dolor de cabeza en las mañanas, la somnolencia y otras condiciones médicas asociadas lo que determina la alta probabilidad de tener esta patología.  Consulte con su médico si cree que usted puede tener esta condición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *